Archivo de la categoría: Uncategorized

Propósito de vida


https://youtu.be/DP7D4SqtFAU

Y si cada día…


 

Y si cada día… Reseteáramos nuestras creencias. Y pudiéramos empezar con un nuevo programa de pensamientos. Pensamientos que nos permitieran ver la belleza de nuestras vidas. Seríamos absolutamente libres. Absolutamente puros. Estaríamos libres de miedos y… Vídeo completo en mi canal de youtube:

 

http://www.vgdemarcos.com

 

ABUNDANCIA: Todo es tuyo


A~B~U~N~D~A~N~C~I~A La vida tiene más para ofrecernos de lo que pensamos. Educados en el error de que la suerte es de unos pocos, de que las cosas solo se consiguen con tremendo esfuerzo y de que lo grande “no es para ti”. Nos hemos vuelto ciegos a lo que la vida nos regala porque sí. Somos ignorantes de lo que es de todos: “la abundancia ilimitada de la vida”. La felicidad, el amor, el bienestar… Todo es tuyo y no tienes que hacer ningún esfuerzo para traerlo a tu vida. Simplemente acéptalo, acéptate, siéntete merecedor de todo lo que quieras y vive como si estuviera sucediendo ya! #abundancia #fluir #creer #crear #intencion #tVc3x  

TOC


TOC

El Trastorno Obsesivo Compulsivo según la Asociación ATOC (Asociación de Trastorno Obsesivo-Compulsivo en España) se define como:

La presencia de obsesiones y/o compulsiones repetidas y suficientemente graves para causar un malestar intenso e interferir en la vida cotidiana de la persona, es decir, en su entorno laboral, en sus relaciones y actividades sociales y en su rutina personal.

En esta definición se deja presente la idea de que el trastorno puede estar compuesto por obsesiones y/o compulsiones, pero no necesariamente tienen que aparecer las dos.

La tasa de prevalencia de este trastorno es de 1,6 % – 2,5 % de la población (según datos de 1995, ECHEBURÚA), afectando por igual a ambos sexos, a diferencia de los niños, donde se han encontrado más afectados en el caso de los varones.

Para entender mejor en qué consiste el trastorno es importante conocer la idea que mantiene el manual diagnóstico DSM (APA), según el cuál los criterios para diagnosticar este trastorno serían los siguientes:

A. Se cumple para las obsesiones y las compulsiones:

Las obsesiones se definen por 1, 2, 3 y 4:

1. Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos
2. Los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real
3. La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos
4. La persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento)

Las compulsiones se definen por 1 y 2:

1. Comportamientos (p. ej., lavado de manos, puesta en orden de objetos, comprobaciones) o actos mentales (p. ej., rezar, contar o repetir palabras en silencio) de carácter repetitivo, que el individuo se ve obligado a realizar en respuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguir estrictamente
2. El objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sin embargo, estos comportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados de forma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivos

B. En algún momento del curso del trastorno la persona ha reconocido que estas obsesiones o compulsiones resultan excesivas o irracionales.
Nota: Este punto no es aplicable en los niños.

C. Las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, representan una pérdida de tiempo (suponen más de 1 hora al día) o interfieren marcadamente con la rutina diaria del individuo, sus relaciones laborales (o académicas) o su vida social.

D. Si hay otro trastorno, el contenido de las obsesiones o compulsiones no se limita a él (p. ej., preocupaciones por la comida en un trastorno alimentario, arranque de cabellos en la tricotilomanía, inquietud por la propia apariencia en el trastorno dismórfico corporal, preocupación por las drogas en un trastorno por consumo de sustancias, preocupación por estar padeciendo una grave enfermedad en la hipocondría, preocupación por las necesidades o fantasías sexuales en una parafilia o sentimientos repetitivos de culpabilidad en el trastorno depresivo mayor).

E. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.

Especificar si:
Con poca conciencia de enfermedad: si, durante la mayor parte del tiempo del episodio actual, el individuo no reconoce que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irracionales.

A partir del estudio del trastorno se ha podido apreciar cómo la temática de preocupación que presentan las personas que padecen un TOC puede agruparse en áreas, a continuación se enumeran las obsesiones y las compulsiones más comunes.

Dentro de las obsesiones se recogen:

Ë     La contaminación (ej. contraer una enfermedad al estrechar la mano a los demás)

Ë     Impulsos de carácter agresivo que horrorizan a la propia persona ( ej. hacer daño a una niña)

Ë     Fantasías sexuales (ej. una imagen pornográfica recurrente)

Ë     Dudas repetitivas (ej. preguntarse si ha cerrado la puerta de la calle con llave o no)

Ë     Disponer las cosas en un orden determinado

En cuanto a las compulsiones más frecuentes se aprecian tareas como:

Ë    Lavado o limpieza

Ë    Puesta en  un orden determinado ciertos objetos

Ë    Comprobaciones reiteradas

Ë    Contar una y otra vez hasta cierto número

Ë    Guardar periódicos, correspondencia o empaques que ya no son necesarios

Ë    Demandas o exigencias de certeza

Ë    Acciones repetitivas

Para poder entender el mantenimiento de este problema es útil hacer uso de una explicación gráfica, donde se aprecia como el malestar que produce una obsesión (pensamiento intrusito) se trata de disminuir haciendo una compulsión (ritual compulsivo), al disminuir, en alguna medida, este malestar hace que se siga practicando la compulsión cada una de las veces que aparece el malestar para poder librarse de él.

Un modelo explicativo simplificado para entender el mantenimiento de este problema sería:

Dentro de las causas explicativas que originan este trastorno se recogen componentes genéticos, a nivel cerebral se encuentran implicadas varias sustancias, también se han apreciado explicaciones de tipo estresor, es decir, un fuerte estrés podría desencadenar una predisposición encubierta a desarrollar el trastorno.

Actualmente la forma de tratar esta sintomatología es a través de dos herramientas:

–         la Terapia Cognitivo Conductual (en especial las estrategias de Exposición y Prevención de Respuesta: si seguimos el modelo explicativo anterior, este tratamiento trata de exponer al paciente al malestar que provoca el pensamiento intrusito sin dejarle llevar a cabo el ritual compulsivo).

–         combinada con la administración de fármacos como los ISRS y la clorimipramina, fármacos con efecto antiobsesivo.

Poder enfrentarnos a una sintomatología como esta requiere apoyo de especialistas, por eso si piensas que podrías estar sufriendo algo similar pide ayuda para poder empezar a sentirte mejor.

 

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista
Tel: 639775533
C/Profesor Beltrán Báguena 5, planta 9-despacho 4-Valencia
vgdemarcos@gmail.com

@vgdemarcos

 

Dani Martín recomienda acudir al psicólogo en el “Hormiguero”


http://www.telelocura.com/8739/dani-martin-recomienda-acudir-psicologo-cuidar-interior-hormiguero.html

 

¿Qué te parece esta propuesta?

Comportamiento suicida


Comportamiento suicida

El tema del “suicidio” es quizá uno de los más comprometidos a la hora de hablar públicamente.

Por ello, reunir información importante y precisa sobre aspectos relacionados con la “conducta suicida” puede ser una buena ayuda a aquellas personas interesadas en saber más sobre el tema y quizá para aquellos que por diversas circunstancias puedan verse envueltos directa o indirectamente en este tipo de situaciones.

¿Qué entendemos por suicidio?

La palabra suicidio proviene del latín (“sui”, de sí mismo, y “caedere”, matar), se utiliza para designa aquella acción o conducta que perjudica muy gravemente a quien la realiza.

De forma relacionada con este comportamiento hay que tener en cuenta algunas precisiones:Ë                 Suicidio consumado: cuando la acción suicida ha tenido éxito.

Ë                 Suicidio frustrado: es aquel que no ha conseguido su fin pero con una auténtica intención de consumarlo.

Ë                 Conductas suicidas: las acciones dirigidas a tal fin.

Ë                 Simulación suicida: el intento de suicidio no llega a su fin, además no hay un deseo real de producirlo.

Ë                 Parasuicidio: este término hace referencia a la intención por parte de la persona de dañarse a sí mismo pero sin la intención de llegar a producirse la muerte. Se pueden incluir acciones como autoquemaduras, autoenvenenameintos, autolaceraciones (Lesiones erosivas de la piel que son producidas por el propio individuo, cortes)…

Hay ciertos factores que se relacionan más directamente con el suicidio.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) se establecen los siguientes:

EL SUICIDIO Y LOS TRASTORNOS MENTALES

El suicidio es un trastorno multidimensional, en el que hay que tener en cuenta factores biológicos, genéticos, psicológicos, sociológicos y ambientales.

– Trastornos del humor: incluyen trastornos afectivos bipolares, episodios depresivos, trastorno depresivo recurrente y trastornos del humor persistentes.

– Alcoholismo.

– Esquizofrenia.

– Trastornos de la Personalidad: Los trastornos de la personalidad que están más frecuentemente asociados con el suicidio son la personalidad limítrofe y la personalidad antisocial.

– Trastornos de la Ansiedad: Entre los trastornos de la ansiedad, el trastorno del pánico ha sido más frecuentemente asociado con el suicidio, seguido por el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

EL SUICIDIO Y LOS TRASTORNOS FÍSICOS

El riesgo de suicidio aumenta en las enfermedades físicas crónicas. Además, generalmente existe una tasa aumentada de trastorno psiquiátrico, especialmente depresión, en personas con enfermedad física. La cronicidad, la inhabilidad y el pronóstico negativo se correlacionan con el suicidio.

– Enfermedades Neurológicas.

– Neoplasmas.

– VIH/SIDA.

EL SUICIDIO Y LOS FACTORES SOCIODEMOGRÁFICOS

Dentro de los factores sociodemográficos hay que tener en cuenta: la edad, el sexo, estado civil, ocupación, desempleo, residencia rural o urbana, migración, otros factores como el estrés, el fácil acceso a la ejecución del mismo (acto suicida).

A continuación aparecen recogido en una tabla factores significativos relacionados con el tema:

Intentos anteriores de suicidio.

Mujeres mayores de 35 años, en los hombres: 40 años.
La persona habla de muerte (coqueteo con la muerte).

Han determinado como lo harán, ha elaborado una estrategia.
Separación, divorcio o muerte del cónyuge.
Pérdida inminente de un ser querido.
La soledad y el aislamiento social.
Problemas económicos recientes, o jubilación.
Tiene los recursos para cometer el acto (arma…) inicia un ritual de despedida y cierre: despedirse de los otros, regala sus cosas mas preciadas, paga sus deudas…
Preparativos (hacer testamento, seguros, nota suicida).
Historia familiar de trastornos afectivos, suicidio, alcoholismo.

Historia médica-psicológica personal: Depresión, mala salud (Enfermedades crónicas, incurabilidad), enfermedad terminal (Cáncer, Sida), problemas con alcohol y/o drogas, historia previa de trastornos afectivos, indicios suicidas (avisos o conversaciones suicidas).

Erróneamente se ha pensado a lo largo del tiempo que hablar con una persona que presenta ideas suicidas podría facilitar que llevara a acabo algún intento de suicidio, sin embargo, permitirle hablar de sus miedos, de sus preocupaciones y ayudarle a entender ciertas cosas disminuye notablemente la ansiedad que siente en estos momentos, haciendo que su situación se vuelva más manejable en cierta medida.

Por ello es aconsejable que si te encuentras en una situación relacionada, o conoces a alguien que podría estarlo, habla del tema con un especialista para que pueda orientarte.

Profesionales de la salud mental: psicólogos, psiquiatras, centros de salud mental, urgencias…pueden ser sitios adecuados para hablar de ello.

 

No te encierres, pide ayuda.


 

BIBLIOGRAFÍA:

Psicología de la conducta anormal, John M. Neale y Gerald C. Davison.

ORGANIZACIÓN mundial DE la Salud: http://www.who.int/es/

http://www.universomedico.com.mx/diccionario-medico/

 

 

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista
Tel: 639775533
C/Profesor Beltrán Báguena 5, planta 9-despacho 4-Valencia
vgdemarcos@gmail.com

@vgdemarcos

 

 

La psicología desde el punto de vista de la salud


La psicología desde el punto de vista de la salud

Mucha gente tiene ciertas resistencias a la figura del psicólogo, creen que es un recurso para personas que “están locas”, sin embargo entender la psicología desde esta perspectiva puede hacernos perder una herramienta que puede ayudarnos en muchos momentos de la vida.
Hay momentos de la vida en los que tenemos que pedir ayuda, momentos en los que no podemos manejar solos la situación, o que en ese momento no queremos hacerlo en soledad.
En ocasiones nos encontramos con dudas, nos encontramos con dificultades y con situaciones en las que hay que tomar decisiones y no encontramos el camino.
Hay momentos en los que no sabemos muy bien por dónde continuar, nos bloqueamos y perdemos de vista la solución.
Para todos esos momentos y muchos otros la ayuda terapéutica puede ser útil.
 

No te pongas barreras

Enlaces de interés:

https://vgdemarcos.wordpress.com/2015/01/20/con-el-debido-respeto/

https://vgdemarcos.wordpress.com/2015/01/12/alguien-me-puede-recomendar-un-psicologo/

 

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista
Tel: 639775533
C/Profesor Beltrán Báguena 5, planta 9, despacho 4-Valencia
vgdemarcos@gmail.com

@vgdemarcos

psicólogos en Valencia Vgdemarcos

A %d blogueros les gusta esto: