Por qué…


Este blog es un espacio creado para la salud, en el que se pretende hablar, conocer, dialogar sobre cosas frecuentes, inquietudes, miedos, problemas que pueden surgirle a cualquiera y que no sabe a quien hablarle de ello.

Los problemas cotidianos, las pequeñas discusiones, los horarios apretados y todas aquellas cosas que nos rodean a lo largo del día van dejando un pequeño resto de malestar que si no se manejan y resuelven pueden convertirse en algo más complicado y molesto.

Diferentes situaciones de nuestra vida han podido desbordarnos, marcarnos de alguna manera y no saber por dónde salir.

Consultar con un profesional puede ayudarte a darle a tu vida el orden que necesita para que empieces a encontrarte mejor.

Desde aquí te animo a que lo hables, lo compartas y en definitiva lo manejes para poder resolverlo.

Todos necesitamos hablar de vez en cuando!

 

Pedir ayuda, reconocer nuestras emociones, decir como nos sentimos, reconocer nuestros miedos… ¿por qué nos cuesta tanto?

Nos vamos refugiando en la idea de “ya se pasará”, pensamos “no creo que me puedan ayudar, esto no lo pasa a nadie más…” ¿por qué nos cuesta tanto?

El estigma social es fuerte “van a pensar que estoy loco, qué dirán de mí si me ven entrar ahí”, ¿por qué nos cuesta tanto?

Pero seguimos encontrándonos mal, pensando que cada vez es más difícil recuperar el ánimo que teníamos antes, ¿cómo hacen los demás para parecer felices?, yo antes era más feliz.

¿Por qué nos cuesta tanto?

Tener una vida social parece fácil, la gente se cuenta cosas, se ríe, se lo pasa bien, sin embargo, me siento diferente, no les puedo contar lo que me da miedo, pensarán que estoy loco, que soy raro, no querrán acercarse a mí, parecerse a mí, ¿por qué nos cuesta tanto?

Me duele el estómago, el pecho y casi siempre estoy nervioso.

A mí me cuesta disfrutar, pasarlo bien y no soy feliz

¿Por qué nos cuesta tanto?

Yo me siento confuso, mi pareja no me comprende y en ocasiones nuestras discusiones son muy violentas.

A mí me pasa algo parecido,  además, me cuesta dormir y no controlo mi alimentación.

¿Por qué nos cuesta tanto?

No lo sé, el caso es que nos parecemos más de lo que creía, pensaba que era el único con miedo, el único que se sentía mal, el único que era diferente.

¿Por qué nos cuesta tanto acudir a un psicólogo y pedir ayuda?

No somos tan diferentes, todos hemos tenido miedo alguna vez, todos necesitamos ayuda alguna vez.

Y entonces…. ¿por qué nos cuesta tanto?

 

 

Vanessa Gallego de Marcos

Psicóloga especialista en Psicología Clínica y Salud.

@Vgdemarcos

Vgdemarcos@gmail.com

Anuncios
  1. Considero que es muy buena idea crear un espacio de intercambio en el que compartir aquello que nos preocupa, nos mueve o nos inquieta.
    Ánimo y suerte!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: