¿En qué momento perdemos la capacidad de desear las cosas con la fuerza de un niño?


Es algo que me llevo preguntando un tiempo y no le encuentro el momento exacto.

Cuando éramos niños, todo era posible.

Las cosas que queríamos, adquirían el poder de convertirse en realidad, sólo con desearlo con todas nuestras fuerzas.

Aunque pensándolo bien, decir “sólo”, quizá no sea del todo justo…

Detente un momento a pensar en esto: “Sólo con desearlo con todas nuestras fuerzas”.

Pues bien, “sólo con desearlo con todas nuestras fuerzas” es un conjunto de palabras que encierra muchas cosas, tiene mucho poder y sobre todo lleva implícito algo que es vital para conseguir lo que queremos.

Desearlo con todas nuestras fuerzas significaba apostarlo todo, poner la carne en el asador, mirar de frente al miedo y decir en voz bien alta “no vas a poder conmigo, tengo un objetivo y no voy a parar hasta conseguirlo”.

Desear algo con todas nuestras fuerzas cuando éramos niños, significaba cerrar los ojos, apretar los puños y ver en nuestra cabeza como caminábamos hasta el éxito, todo era posible…

Y no era un camino fácil, por el camino podía haber monstruos y villanos, podía haber rayos y truenos.

Pero nos sentíamos tan seguros de que podríamos llegar a dónde quisiéramos, que no había dragón que nos sacara del camino.

Por eso, una y otra vez me pregunto, “¿en qué momento perdimos la capacidad de desear las cosas con la fuerza de cuando éramos niños?”

Con aquel coraje y valentía, con esa confianza y con esa ilusión que nos hacía sentirnos capaces de mover montañas.

Y… no sé tú, pero yo recuerdo tener miedo.

Recuerdo asustarme por las dificultades del camino, pero no recuerdo dejar de intentarlo… porque si de verdad quería conseguir algo, me concentraba en ese objetivo y buscaba la manera de llegar a él.

Ahora de mayores, lo que nos asuste no serán villanos, ni dragones, o tal vez sí…

No serán rayos, ni truenos, o tal vez sí…

Pero de lo que de verdad sí estoy segura, es que sea lo que sea, si vuelves a desear las cosas con la fuerza de cuando eras niño… encontrarás la manera de llegar a ello!

 

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista
Tel: 639775533
C/Profesor Beltrán Báguena 5, planta 9, despacho 4-Valencia
vgdemarcos@gmail.com

@vgdemarcos

 

Psicólogia en Valencia, Campanar, Vgdemarcos

Anuncios

Publicado el 22 diciembre, 2014 en drogas, malos tratos, Niños, problemas de alimentación, psicólogo en Valencia, psicología. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: