Depresión Postvacacional


El término de la Depresión Postvacacional se ha utilizado con mucha fuerza durante algún tiempo para referirse a la sensación de malestar que aparece después de las vacaciones.

Este concepto trata de asemejarse a los síntomas de una depresión como el malestar, la apatía, falta de motivación e interés, cambios de humor, problemas de sueño y de energía… pero lo cierto es que nunca se ha terminado de dejar claro si es considerado como un síndrome o es algo más parecido a la “pereza por volver a la responsabilidad”.

En cualquier caso, muchas personas tras un periodo largo de tiempo sin responsabilidades, con tiempo para el descanso, para el ocio, para las escapadas y viajes, al tener que reanudar sus funciones laborales, ajustarse a los horarios, acatar normas y obligaciones empiezan a encontrarse mal y con falta de energía e ilusión por desempeñar sus puestos.

Da igual que esto tenga un nombre aceptado por todos o un reconocimiento por parte de los profesionales de la salud mental, mientras aparezcan malestares por la causa que sea merece algún tiempo de atención y orientación para poder solucionarlo.

A partir de una serie de pautas podemos retomar las funciones que dejamos aparcadas antes del buen tiempo y hacer más llevadera la vuelta a la rutina.

Algunas de las orientaciones que pueden serte de ayuda son:

  • Proponte nuevas metas. Trata de buscar cosas que te gusten y de establecer los pasos necesarios para llevarlas a cabo.
  • Hacer alguna actividad deportiva puede ayudar a darte la energía que necesitas en tu día a día
  • Sigue en contacto con la gente que te hace sentir bien y con las actividades al aire libre. Que se acaben las vacaciones de verano no quiere decir que renunciemos a dar un paseo, a quedar con los amigos o hacer pequeñas excursiones.
  • No te marques obligaciones que sean difíciles de conseguir por el momento. Si estás pensando en hacer una dieta, dejar de fumar, hacer cursos de formación… intenta ser realista y organizarlo de forma escalonada (plantéate metas y submetas). Acumular fracasos solo hará que te desanimes y te sientas incapaz de conseguir tus objetivos. Por ello una buena programación para conseguir tus metas hará que el éxito se incremente muy favorablemente.

Cualquier malestar que presentemos, independientemente del nombre que tenga, merece ser atendido, por ello si estás pasando por un momento de desánimo y dificultad no dejes de prestarle atención.

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista
Tel: 639775533
C/Profesor Beltrán Báguena 5, planta 9-despacho 4-Valencia
vgdemarcos@gmail.com

@vgdemarcos

Anuncios

Publicado el 6 septiembre, 2010 en Anisedad, blog de psicología, Depresión, mujeres, psicólogo en Campanar, psicólogo en Valencia, psicología. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Volver a la rutina después de un tiempo de descanso conlleva la dificultad de habituarse a algo menos agradable. Por ello, es importante mantener algunas actividades que nos hagan sentir bien y que nos relajan para contrastar el cambio y hacerlo más liviano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: