CONSEJOS PRÁCTICOS PARA PADRES (PRIMERA PARTE)


Cuando se trata de educar a los hijos, de decidir cuál es la mejor manera de hacerles entender que su comportamiento es importante, que no cumplir con sus obligaciones tiene consecuencias…podemos encontrarnos un poco perdidos y abusar del castigo, que con el tiempo se vuelve ineficaz y hace que nos sintamos mal.

Algunas formas de obtener buenos resultados en estos aspectos pueden ser:

 

UTILIZAR LA EDUCACIÓN POSITIVA

Sorprenda a su hijo portándose bien y dígaselo. “Es más pedagógico animar que regañar”.

  • Ser positivo no es ser permisivo: Compaginar el cariño y comunicación con exigencias firmes de normas de conducta.
  • Ser un buen modelo y guía de conducta de nuestros hijos. No exigirle a ellos conductas o valores que nosotros no somos capaces de cumplir. Ej./ Decirle a gritos que no chille.

“Muchas veces ocurre que los padres no se dan cuenta que lo mismo que le están pidiendo a su hijo que no haga lo están haciendo ellos, ante estas situaciones la información se vuelve contradictoria y no conseguimos nuestro propósito, por ello, te animo a que te detengas un momento a pensar qué es lo que está ocurriendo”.

 

PONER LÍMITES:

Educar de forma positiva a los niños no quiere decir que tengamos que hacer lo que ellos quiera y no podamos ser firmes con ellos, muchas veces se tiende a confundir ambas cosas, por ello quiero resaltar algunas ideas:

 

–          Establecer límites firmes y equitativos.

–          Comunicar normas claras, razonables y apropiadas.

–          Estimular y elogiar los logros.

–          Aplicar consecuencias consistentes a las malas conductas: “el Castigo”, tenemos que tener en cuenta que hay formas correctas de aplicarlo, “no impongas un castigo que no vayas a cumplir, no es bueno abusar de ello…”

–          Educar es ayudar a ser libres: Debemos promover que aprendan a tomar decisiones por sí mismos, que vayan estableciendo sus propios criterios y ejerzan su propia responsabilidad personal à  Procurar no tomar decisiones que él ya sea capaz de tomar.

–          Utilizar un estilo educativo Participativo: Que el niño participe libremente en las discusiones de cosas que tengan que ver con su conducta, e incluso que pueda tomar decisiones; pero la autoridad última es de los padres.

–          No ser excesivamente concesivos por temor a ser impopulares ante nuestros hijos.

–          No usar nunca “porque yo lo digo y soy tu padre, sé lo que más te interesa” o “cuando seas mayor lo entenderás”. Usar la respetabilidad razonada.

 

SABER MANDAR:

  • Mantener las normas: No se puede mandar hoy una cosa por unas razones concretas y mañana mandar otra que contradiga esas razones.
  • Mantener toda decisiones que se tome, pero sin obstinación. Si nos hemos equivocado debemos reconsiderar nuestra postura, pero siempre reconociendo el fallo y explicando nuestros nuevos motivos.
  • Ser congruentes entre nuestras peticiones y nuestras conductas (no podemos pedir orden si nosotros somos un desastre). Nuestros hijos se fijan más en lo que hacemos que lo que decimos.
  • Debemos dar ejemplo a nuestros hijos haciéndoles ver que nosotros también nos equivocamos y corregimos nuestros hábitos inadecuados.
  • PACIENCIA: Perseverando conseguiremos más que exigiendo con malos modos.
  • Incorporar a nuestro hijo en el proceso de toma de decisiones, dándole participación: Pidiendo su opinión no perdemos autoridad, sino que le hacemos ver lo difícil que es a veces decidir y acertar con la decisión.
  • Recordar que las instrucciones son importantes para iniciar conducta, pero para mantenerlas hemos de controlar las consecuencias positivas de la misma.

Estas son algunas de las pautas que tenemos que considerar para lograr una buena comunicación y colaboración con los niños, en la segunda parte veremos algunas estrategias para llevar a cabo situaciones cotidianas.

 

Vanessa Gallego de Marcos
Psicóloga especialista
Tel: 639775533
C/Profesor Beltrán Báguena 5, planta 9, despacho 4-Valencia
vgdemarcos@gmail.com

@vgdemarcos

Anuncios

Publicado el 27 mayo, 2010 en Anisedad, autoestima, blog de psicología, Niños, pautas para padres, psicólogo en Campanar, psicólogo en Valencia, psicología. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: